lunes, 13 de mayo de 2013

140. Tumba de Ciro el Grande (Fars, Irán)

Aunque algunos historiadores dudan de que ésta fuese la tumba del fundador del primer imperio persa, pues no existe ninguna prueba o inscripción al respecto, desde antaño es comúnmente aceptado que el cuerpo de Ciro el Grande recibió eterno descanso en esta edificación. Datado en el siglo VI a.C., el sepulcro estuvo a punto de ser destruido cuando los árabes conquistaron Persia, pero sus cuidadores convencieron a los fieles musulmanes de que allí estaba enterrada la madre del rey Salomón, leyenda ampliamente aceptada aún. A destacar el basamento sobre el que se sitúa el mausoleo, que le proporciona aislamiento sísmico ante los numerosos temblores de tierra registrados en la zona.

4 comentarios:

  1. Una auténtica maravilla!
    Espero ser capaz de verlo con mis propios ojos algún día, aunque tal y como está el patio... tengo serias dudas...

    ResponderEliminar
  2. Irán es un auténtico paraíso para los amantes del arte y la arqueología. Aparte de este lugar, el resto de Pasargada, Naqsh-e Rostam, Naqsh-e Rajab...y de Persépolis ya ni te cuento. Tienes que verlo algún día con tus propios ojos, espero que lo consigas.

    ResponderEliminar
  3. Irán, Irán ... hace tanto que lo tengo pendiente! Cada vez que entro en tu blog me recuerdas cuántos lugares me quedan aún por conocer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. También espero que podais ir algún día a Irán, Maria Teresa, porque creo que os gustaría. Es de los países más completos que conozco, tiene de todo y todo muy interesante, al menos en mi opinión.

    Tu blog también me ha puesto a mí los dientes largos en muchas ocasiones. En mi caso, me alegra despertar el instinto viajero en la gente y si es alguien a quien aprecio, cómo tú, pues mejor todavía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar